Navigation Menu+

Del VI al X

TOMO VI

LA REFORMA EDUCATIVA LIBERAL, 1860-1879

Cristóbal Aljovín de Losada / Marcel Velázquez

Vol-6Describe los diversos esfuerzos por concretar en leyes e instituciones los ideales liberales: libertad de enseñanza, educación pública primaria para todos, educación superior para las élites, secularización de la educación, y difusión de teorías y métodos científicos en la educación superior en un período decisivo del liberalismo en nuestro país.

“Meditando sobre los hechos que nos presenta la historia, llegamos a conocer el poder de la opinión; y a convencernos de que ella sola, mejor que todas las leyes y todas las teorías, salva en muchos casos a los pueblos de su destrucción y ruina. Mas como la opinión no puede ser recta, sino cuando se forma por medio de una educación…” (Francisco García Calderón, La instrucción pública en el Perú, 1859, texto 2, p. 77)

separador-texto

TOMO VII

RECONSTRUCIR Y EDUCAR: TAREAS DE LA NACIÓN, 1885-1905

Augusto Castro

Vol-7La etapa posterior a la Guerra del Pacífico se conoce como la Reconstrucción Nacional (1884-1895), período en el que se debió encarar los desafíos de reconstruir el Estado y crear las bases para forjar la nación. Se estudia el pensamiento educativo de diversos autores inmersos en el escenario de la posguerra.

“La ley de la educación es de carácter universal, y por eso puede decirse que todo lo que vive se educa y, por consiguiente, que todo lo que vive progresa. El problema de la educación es, pues, el problema del progreso. Concretado a la especie humana, constituye la cuestión más importante que es dado estudiar” (Joaquín Capelo, El problema nacional de la educación pública, texto 11, p. 187)

separador-texto

TEXTO VIII

UNA EDUCACIÓN PARA RE-CREAR EL PAÍS, 1905-1930

Augusto Castro

Vol-8Las primeras décadas del siglo XX son una época de cambios y transformaciones, no solo nacionales sino globales. Se analiza el debate sobre la educación que, en ese contexto, se generó entre los seguidores de la corriente predominante en la época, el positivismo, y los que la combatieron, los llamados “espiritualistas”.

“Al Estado le importa, por esa razón, esencialmente, formar ciudadanos capaces de sacrificarse por el bien público, más que hábiles profesionales o sabios, que la iniciativa particular puede conseguir de otros medios más cultos. Antes que la habilidad técnica y la especialización en las ciencias está la formación del ciudadano…” (Alejandro Deustua, El deber pedagógico del Estado, Revista Universitaria, 1913, texto 5, p. 132)

separador-texto

TEXTO IX

LAS MUJERES Y SUS PROPUESTAS EDUCATIVAS, 1870-1930

María Emma Mannarelli

Vol-9En este volumen se reúnen las principales propuestas pedagógicas de educadoras, feministas y escritoras de fines del siglo XIX y primeras décadas del XX. Ellas expresaron públicamente sus opiniones, sobre todo críticas, acerca de la forma en que por entonces se organizaba la educación y se distribuía el poder. Estudia un nuevo territorio histórico donde las mujeres aparecen formulando y promoviendo nuevas políticas educativas.

“La clase media puebla en muy reducido número la escuela fiscal, pues dominada aún por coloniales orgullos, prefieren la ignorancia para sus hijos a que se eduquen con los del pueblo. La mayoría manda a los niños a escuelas particulares, en las que salvo raras excepciones, la pedagogía está más atrasada que en la escuela pública…” (María Jesús Alvarado, Necesidad de la reforma para la educación primaria, 1917, texto 23, pp. 342-343)

separador-texto

TOMO X

NUEVA ESCUELA PARA UNA NUEVA NACIÓN, 1919-1932

Osmar González

vol-10Presenta las reflexiones y propuestas pedagógicas de dos figuras sobresalientes del proceso intelectual peruano de esa época: el maestro José Antonio Encinas y el escritor José Carlos Mariátegui. Mientras que el primero propuso renovar la educación mediante la “Escuela Nueva”, el segundo consideró a la educación como el medio fundamental para construir una nueva sociedad y forjar un “alma matinal” en el país.

“El maestro es el camarada de mayor experiencia, que aconseja, guía y sugiere. La clase es un laboratorio, un museo, un taller, donde se experimenta, se comenta y se trabaja, ya no es el aula donde pontifica el maestro. Desaparece la tortura de las lecciones y de los exámenes, puesto que no hay enseñanza clasificada, sino utilizada. La mejor lección es un proyecto de trabajo, y el mejor examen, su ejecución” (José A. Encinas, Ensayo de escuela nueva en el Perú, 1932, texto 4, p. 131)